domingo, 5 de agosto de 2007

Lo que se espera de Marcelino Iglesias



Aragón Liberal
.- Xavier Salinas, el administrador apostólico de Lérida ha sido claro: pese a su disposición a entregar los bienes, le es imposible cumplir con los mandatos vaticanos...

Oroel. Para la Libertad

05/08/07




... por estar las obras sujetas a la legislación civil, al pertenecer al consorcio del Museo Diocesano de Lérida y estar catalogadas como colección por la Ley de Patrimonio Catalán.

“Esto hace que el obispado no pueda disponer a su arbitrio, debido a que le afecta la legislación civil, a no ser que desde la administración se facilite la ejecución del decreto”.

Así pues, las cosas parecen claras. Se trata de la jurisdicción civil catalana. Y allí sí que Marcelino Iglesias tiene, si no competencias, sí capacidad de actuación.

Todo el mundo recuerda la diligente actuación del Gobierno de la Nación en el caso de los papeles de Salamanca, y cómo ante una reclamación de la Generalitat se desmembró un archivo nacional, algo que desde luego es improbable que ocurra si la solicitud hubiera partido de cualquier otro gobierno autonómico. Pues bien, nos hallamos ante un caso similar y con seguridad aún más evidente que aquél, donde una administración autonómica se ha apropiado de unos bienes de otra.

Según la jerarquía eclesiástica catalana es la Generalitat quien está impidiendo la devolución. Si es así, parece evidente que la interposición de recursos corresponde en este caso al gobierno de Aragón frente al gobierno catalán, independientemente de las actuaciones políticas que procedan.

Porque, obsérvese que hasta la fecha Marcelino Iglesias no ha tomado ni una sola iniciativa, ni política ni jurídica, dirigida a lograr la devolución de los bienes. Y no me vale que argumente que carece de legitimidad, porque no es así. Muchas veces me he referido al acuerdo, frustrado in extremis, al que llegaron las consejeras de Cultura catalana y aragonesa para establecer un sistema de gestión compartida que excluía el retorno de los bienes. Es decir, hasta la fecha la única iniciativa efectiva tomada por el gobierno del señor Iglesias ha ido dirigida a garantizar la permanencia de los bienes en Cataluña y a renunciar a su devolución. Afortunadamente hubo que dar marcha atrás de forma precipitada ante la presión de los medios de comunicación y, significadamente, del Heraldo de Aragón. ¿Tenía legitimidad, por tanto, para ceder la posesión de los bienes pero no para reclamarlos?

¿Alguien espera alguna actuación al respecto por parte de ese agente infiltrado del catalanismo que ha resultado ser nuestro presidente? ¿Alguien le recuerda algún gesto enérgico para oponerse a los dictados de su partido o del gobierno catalán? Pues que nadie espere que lo haya.
.(Se le ha preguntado en alguna ocasión si era fundador de la rama ribagorzana de Omnium Cultural, una asociación independentista y anexionista catalana: siempre ha eludido responder)

Zaragoza, alta especulación

Zaragoza Alta Especulación

Aragón Liberal. 5/08/07. Por Oroel.- Ha estado ocurrente -y acertado- el diputado del PP que ha acuñado este término para referirse a Zaragoza Alta Velocidad.

Estamos ante la mayor enajenación de suelo público de la historia de la ciudad y en él se podrán construir hasta setecientas viviendas, que con los precios que se barajan alcanzarán un valor de mercado superior a los 600.000 euros.

Cuatro solares del barrio del AVE salen a subasta por la cifra récord de 166,2 millones

Los vecinos y la oposición califican de "especulativa" la subasta en el barrio del AVE

“Todo ese dinero se revertirá, han dicho, en infraestructuras para la ciudad”. Pero se plantean varias alternativas: la primera de ellas es la opción entre una contribución real de las Administraciones públicas por abaratar el precio de la vivienda (setecientas viviendas a bajo precio tiran a la baja sobre muchas más) -lo que redunda en la mejora económica de los ciudadanos- o disponer de recursos para abordar nuevas infraestructuras. ¿Compensan estas infraestructuras el sacrificio de los ciudadanos para poder acceder a una vivienda? Y si esas infraestructuras son necesarias e irrenunciables, ¿no sería aconsejable solicitar la participación del Estado en los mismos términos que en Cataluña? ¿o no deberían destinarse a ellas los recursos que se está empleando -malgastando- en cuestiones que no suscitan ninguna demanda ni interés: comarcas, televisión pública, azud, parque de Plaza?

Todo esto que ahora se anuncia a estos precios astronómicos va a ser la tan cacareada Milla digital. Milla de oro, más bien. ¿Y qué demonios va ser la Milla digital? ¿Una zona cableada, zona Wifi, casas domóticas? Un barrio de lujo, impulsado por un gobierno que se dice socialista, sin serlo, carente de cualquier sensibilidad social.

Ya tenemos tres empresas públicas en Aragón dedicadas a la promoción inmobiliaria en el sector de la vivienda libre: Aramón, Suelo y Vivienda, y ahora ZAV.

.
.
Margaret Tatcher acuñó una frase que debiera incorporarse con carácter preferente al ideario del centro derecha europeo y, especialmente, español: “¿El dinero?, mejor en el bolsillo de los ciudadanos”. Obsérvese que los actuales dirigentes nunca renuncian a recaudar más dinero de una forma u otra. Su argumento de destinar ese dinero a infraestructuras no es más que una excusa para enmascarar su indisimulado apetito de poder. Más dinero, más capacidad de gestión, más poder. Eso es todo.

Y de momento, recordémoslo, Zaragoza es una de las ciudades donde más ha subido el precio de los pisos.
.
Nota. Vean esta intervención en el blog del exconcejal Ricardo Cavero Azceiz: Milla Digital. Distrito WiFi. Con esa fantasmada pretenden justificar las plusvalías que quieren obtener. Nos quieren deslumbrar como a los indios, con baratijas. Ese es el respeto que nos tienen.

Oroel. Para la Libertad